Agencias y Ryanair se verán las caras en los tribunales

Agencias y Ryanair se verán las caras en los tribunales

Ryanair lleva meses acusando a las agencias de hechos tan graves como obstaculizar los reembolsos o proporcionar datos falsos para efectuar las reservas.
En la preceptiva conciliación, la dirección de la low cost rechazó rectificar

La Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE) cumple su amenaza y presenta una querella contra Ryanair al considerar que la aerolínea “está actuando manifiestamente contra el honor de las agencias de viajes y su labor de intermediarias autorizadas legalmente para contratar servicios de compañías aéreas en nombre de sus clientes” (Querella contra Ryanair por sus ataques a las agencias).

La patronal toma esta decisión después de que el pasado día 8 de julio, en el acto de conciliación, la low cost rechazara una solución acordada. Pedía, entre otras cosas, la rectificación pública de la información falsa que había difundido la multinacional irlandesa (Las agencias se hartan de Ryanair y presentan una demanda de conciliación).

ACAVE recuerda que desde hace años “Ryanair ha querido impedir a toda costa que sus vuelos pudieran venderse a través de agencias de viajes, pero nunca había recurrido a la atribución falsa de conductas delictivas para lograr su objetivo”. En la demanda se pone de manifiesto que ha acusado a las agencias que han comercializado sus billetes de haber efectuado actos ilícitos.

En los últimos meses, la organización ha tenido noticia a través de sus asociados de que muchos clientes que habían contratado sus vuelos a través de agencias habían recibido cartas donde se les informaba de que sus billetes habían sido adquiridos a través de screen scraping. Esta técnica, completamente legal, consiste en que una agencia escanea el sitio web de una aerolínea, presenta opciones de vuelo a sus clientes y contrata en su nombre la opción elegida. “La compra se efectúa por los canales preceptivos, con toda la información de los clientes y con las garantías necesarias”, aclara.

Sin embargo, Ryanair, en su página web y en los correos electrónicos que ha remitido, acusa a las agencias de proporcionar información falsa en los métodos de pago para efectuar las reservas, así como de no abonar a sus clientes los reembolsos realizados por la compañía aérea, dando a entender que las agencias se pueden haber apropiado indebidamente de dichas cantidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *