Europa sobre los vuelos ‘fantasma’: nada que cambiar

Europa sobre los vuelos ‘fantasma’: nada que cambiar

“Es un alboroto innecesario. No hay evidencia de que ninguna aerolínea, incluida Lufthansa, esté haciendo vuelos vacíos”
Bruselas no explica por qué el director de Lufhtansa habría tenido interés en lanzar una noticia falsa en los medios

A pesar de que fue el mismísimo Carsten Spohr, el director general de Lufthansa, quien reconoció que su grupo de compañías aéreas hacía 18 mil vuelos sin pasajeros para no perder los ‘slots’ o derechos de vuelo en los aeropuertos, ayer la Comisión Europea, a través de Stefan De Keermsmaecker, su portavoz, dijo que no era verdad. “Es un alboroto innecesario. No hay evidencia de que ninguna aerolínea, incluida Lufthansa, esté haciendo vuelos vacíos” (Ryanair ataca a Lufthansa por los vuelos fantasma).

Al tiempo que arrecian las críticas a la Comisión Europea por mantener sus normas, el funcionario europeo dijo que no era necesario hacer vuelos vacíos porque “para la actual temporada de programación de invierno, el tráfico aéreo de Eurocontrol ha estado hasta en el rango del 73 al 78 por ciento de 2019 y se prevé que el tráfico aéreo anual de 2022 sea del 88 por ciento de los niveles de 2019”, por lo que el límite del 50 que la Comisión ha exigido para no perder los ‘slots’ es perfectamente asumible sin volar sin pasajeros y sin hacer ningún ejercicio malabar.

El funcionario de la Comisión no explicó por qué el director de Lufhtansa habría tenido interés en lanzar una noticia falsa en los medios.

La norma en vigor actualmente establece que las aerolíneas tendrán que usar el cincuenta por ciento de sus derechos de vuelo para esta temporada de invierno, so pena de perderlos. La cifra subirá al 64 por ciento para la temporada de verano de marzo a octubre

La Comisión está ahora mismo bajo una intensa presión social, especialmente de los entornos ecologistas, para flexibilizar aún más las reglas sobre los horarios de despegue y aterrizaje en los aeropuertos para reducir la cantidad de “vuelos fantasma” que las aerolíneas realizan para retenerlos. Si bien el funcionario de la Comisión dice que los vuelos fantasma no son una realidad, las aerolíneas dicen lo contrario. Brussels Airlines, por ejemplo, dijo que tendría que operar unos 3.000 vuelos con capacidad insuficiente para fines de marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *