Bundesbank: “La economía podría estancarse o contraerse tras el vigoroso crecimiento en verano”

Bundesbank: “La economía podría estancarse o contraerse tras el vigoroso crecimiento en verano”

El Bundesbank estima que la economía alemana podría estancarse o incluso reducirse por las medidas restrictivas puestas en marcha para contener la segunda ola de la pandemia del coronavirus, que están afectando tanto a las actividades de ocio como a las exportaciones.

Con las escuelas abiertas y las restricciones que afectan principalmente a la restauración, Alemania ha adoptado esta vez medidas más suaves que algunos de sus vecinos europeos, pero aún así sufre una menor demanda extranjera.

“El rendimiento económico general podría estancarse o incluso disminuir después de un crecimiento muy vigoroso en el verano”, dijo el Bundesbank en su informe mensual.

Pero el banco central alemán prevé que una depresión económica como la que vista en la primavera es poco probable y la expectativa de una vacuna contra el Covid-19 impulsa las esperanzas de encontrar “pronto” un equilibrio entre contener el virus y mantener abierta la economía.

Alemania prevé endurecer las restricciones
El Gobierno alemán tiene previsto endurecer las medidas restrictivas para contener la pandemia del coronavirus en vista de que el parón parcial de la vida pública, en vigor desde el pasado día 2, no ha contribuido en la medida de lo deseado a disminuir los nuevos contagios diarios.

El plan que quiere presentar a debate la canciller alemana, Angela Merkel, en su reunión virtual esta tarde con los jefes de Gobierno de los estados federados, y al que han tenido acceso los medios, contempla reducir aún más los contactos, prohibir fiestas privadas al menos hasta Navidad y reorganizar la actividad escolar.

Así, el gobierno federal propondrá limitar las reuniones en espacios públicos “con carácter inmediato a los miembros de un hogar y máximo dos personas de otro domicilio” y contempla sanciones ante el incumplimiento de esta medida.

También los niños y jóvenes deberán minimizar sus contactos y reducir sus encuentros en sus horas libres a un único amigo fijo.

La población en general deberá evitar en la medida de lo posible permanecer en espacios cerrados con afluencia de público, lo que en la práctica se traduce por ejemplo en no salir de compras más allá que para adquirir lo necesario, señala el diario “Zeit”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *