CODIA reclama al Gobierno pago de $2,500 millones por obras realizadas

SANTO DOMINGO.- El Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA) anunció su respaldo a los contratistas de obras del Estado en su reclamo del pago correspondientes a deuda de obras realizadas, ascendente a unos dos mil 500 millones de pesos.

En un documento leído por Francisco Marte, presidente del Codia, en la sede de esa entidad, se destaca que los contratistas resultaron agraciados por la convocatoria al sorteo público de obras para la remodelación de 56 hospitales, el 24 de agosto del 2013, por lo que hacen un llamado al presidente Luis Abinader a fin de que ordene al Contralor General de la República, realizar dichos pagos.

“Resulta que para esa fecha se realizó un sorteo de obras declarado de emergencia por la entidad contratante, Ministerio de Salud Pública, los que luego por razones técnicas y administrativas fueron transferidos a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), tras exigencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud, (OPS), que establecían nuevos protocolos para el funcionamiento de los centros hospitalarios acorde con las normas y criterios internacionales”, precisa.

Indicó que en consonancia con esto se iniciaron los procesos de construcción y reconstrucción bajo estrés de celeridad operacional y alto control de calidad motivada en la necesidad de humanizar y eficientizar el sistema de salud en los servicios hospitalarios en un tiempo récord y con las limitaciones de mantener los hospitales en pleno servicio durante las intervenciones.

Explicó que fruto de esta dinámica de trabajo los ingenieros contratistas se vieron obligados a contraer compromisos  financieros y de crédito a suplidores  para poder entregar en la fecha impuesta por la entidad contratante bajo promesa de “pronto pago”, amparándose esto en la Ley de Contrataciones Públicas de disponibilidad de fondo de las obras contratadas.

Sostuvo que estas promesas no fueron cumplidas en el tiempo esperado, lo cual ha causado traumas económicos y financieros, pagos de intereses por hipotecas, líneas de crédito y prestamos del sector informal, deudas que aun mantenemos vigentes, llegando en algunos casos a recibir amenazas de muerte por falta de cumplimento en los citados compromisos.

wj/am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *