¿Cómo sacarle provecho a sus ingresos extras?

Juan Carlos Vallejo, de 23 años y sin hijos, además de su salario mensual, recibe ingresos extras que superan los RD$10,000, provenientes de actividades que desempeña fuera del ámbito laboral o por la “mesada” que le dan sus padres cada cierto tiempo. Cada vez que recibe ese dinero extra (variable) lo gasta en productos o servicios innecesarios hasta exceder el monto e, incluso, descuadrar su presupuesto mensual.

En vez de tener mayor holgura financiera, termina endeudado y con remordimiento. Como Vallejo son muchos los adultos a quienes se les dificulta manejar los ingresos adicionales, debido a que se llevan de la euforia del momento cuando reciben un dinero que no esperaban como, por ejemplo, una herencia, un premio en metálico, un bono, juegos de azar o beneficios de un negocio inesperado.

Es normal que usted desee comprar objetos que había postergado por falta de recursos económicos, que quiera cubrir ciertas necesidades o realizar cambios a su hogar con ese dinero extra, pero como ese ingreso adicional no es frecuente, o sea, no sabe cuándo llega o de qué monto, debe procurar hacer una correcta distribución.

Sin importar el escenario o caso, el cual varía según el monto y las responsabilidades financieras de cada persona, lo conveniente, conforme a varios expertos financieros, es planificar “bien” el destino que le dará a ese dinero y así no desaprovecharlo en artículos superfluos.

¿Gastarlo o ahorrarlo?

La respuesta puede parecer obvia, pero en un principio lo favorable es destinar ese ingreso adicional a generar la mayor rentabilidad posible. Esto, por supuesto, en el caso de que sus gastos presentes estén cubiertos.
Si usted tiene un objetivo financiero, llegada esa cantidad extra puede darle un “empujón” para alcanzarlo. Tenga presente que los objetivos deben estar definidos y acompañados de una motivación para no desviarse a mitad de camino. Por ejemplo, pagar unas vacaciones, comprar algo que realmente necesita, aumentar su fondo de emergencias o resolver algún problema económico.

Especialistas financieros aconsejan, en casos similares al de Vallejo, ahorrar el 100% si en lo que se gastará no es necesario. En el caso de los jóvenes es más fácil malgastar el dinero cuando se carece de independencia financiera.

Por ejemplo, si Vallejo decide dejar de gastar esos RD$10,000 en artículos innecesarios y comienza a ahorrarlos, al cabo de doce entradas adicionales por igual valor, podría acumular RD$120,000, monto que puede destinar al pago de una maestría, al inicial de un vehículo financiado u otros propósitos.

Además, siendo joven (y sin hijos) sus responsabilidades son menores, por lo que personas en su condición tienen la oportunidad de destinar una mayor cantidad de dinero al ahorro y alcanzar en menor lapso su meta financiera.

Un escenario contrario es el de Pablo Gómez, casado y propietario de un negocio. Gómez cerró el mes con una buena venta que le generó RD$20,000 adicionales. Quizás piense que con ese dinero puede pagar su tarjeta de crédito, darle mantenimiento a su vehículo, comprarle un obsequio a su esposa por el aniversario de bodas o comprar algunas prendas de vestir. ¿Podrá cubrir todo con esa cantidad? Probablemente no.

No obstante, así funciona la mente. De manera rápida “computa” el destino de ese dinero sin detenerse a analizar si alcanzará o no. Entonces, ¿qué podría hacer? La clave está en priorizar. Otra opción es ahorrar un porcentaje tras darse un “gusto”, pagar facturas o demás gastos fijos. Puede ser en un 25%, 50% o 75%, la idea es que destine una parte a su fondo de ahorro para acciones futuras.

Sácale “el jugo”

Una forma de aprovechar al máximo ese dinero adicional es sacarle ganancias. En los bancos existen múltiples opciones como cuentas de depósitos a largo plazo. Recuerde que si opta por invertir debe diversificar, o sea, no poner “todos los huevos en una misma canasta”.

Un destino saludable es que esos ingresos no habituales pasen a saldar las deudas existentes o, al menos, disminuirlas. Por ejemplo, pagar los saldos pendientes de su tarjeta de crédito o reducir la deuda contraída de algún préstamo, sobre todo si es informal, ya que los intereses suelen ser más elevados que en el sector formal. También adelantar el pago de algunas necesidades. Esto supondrá un alivio sustancial para su economía doméstica.

Recuerde:

  • Asesórese. Llegado un ingreso económico inesperado analice su situación financiera, así como asesorarse correctamente para no incurrir en penalidades tributarias (en caso de aplicar) y tomar mejores decisiones.
    Sáquele rendimiento. Si decide invertir en los bancos evalúe la gama de opciones, pero si opta por invertir en otros instrumentos financieros como el mercado de valores elija lo que le genere seguridad y rentabilidad.
    Cabeza fría. Si el ingreso extra es elevado, como el premio extraordinario de Lotería, el riesgo de malgastarlo es mayor, porque se percibe como una fuente inagotable, por tanto. Use correctamente ese dinero.
    Fondo de emergencia. Ante un importante gasto inesperado es recomendable disponer de un fondo de emergencias, ya que el dinero extra puede servir para aumentar este fondo y eso le dará más tranquilidad.
    Sea responsable. Ese dinero adicional puede ser el primer paso para abrir una cuenta de ahorros y ayudar en gastos para aliviar la carga económica del hogar. so sea adicional, no es para malgastarlo.

La entrada ¿Cómo sacarle provecho a sus ingresos extras? se publicó primero en InfovisionRd.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *