El FMI alerta de que la deuda global iguala por primera vez al tamaño de la economía mundial

El FMI alerta de que la deuda global iguala por primera vez al tamaño de la economía mundial

El coste de afrontar la pandemia del coronavirus supondrá una factura tan inédita que está a punto de elevar el endeudamiento global hasta el punto de igualar, por primera vez en la historia, el tamaño de la economía mundial.

Así lo ha advertido este miércoles el Fondo de Monetario Internacional en su análisis de otoño sobre la situación fiscal de la economía internacional, marcada por la recesión generalizada que deja el virus.

“La crisis del Covid-19 ha devastado la vida de las personas, sus trabajos y negocios. Los Gobiernos han tomado medidas enérgicas para amortiguar el golpe, por un total de 12 billones de euros en todo el mundo”, expone el Fondo, que reconoce que esta batería de medidas fiscales “han salvado vidas” y empresas, pero también han resultado muy “costosas”.

Semejante incremento del gasto público internacional, unido a la fuerte caída de ingresos tributarios como consecuencia de la parálisis de la actividad impuesta para contener la propagación del virus, detalla, “han llevado la deuda pública mundial a un máximo histórico cercano al 100% del PIB”.

En el caso de España, que ya se situaba cerca de estos niveles antes de la nueva crisis, con un 95,5% de deuda sobre el PIB a cierre de 2019, la debacle supondrá salta al 123% este año y seguir en torno al 118% en 2025, según las estimaciones del fondo.

Este asume que el gasto público pasará este ejercicio de suponer el 41,9% del PIB al 52,7%, mientras que los ingresos caerán del 39,1% al 38,6%, arrojando un déficit del 14,1% frente al 2,83% con que cerró 2019.

El Fondo se muestra comprensivo con semejantes desviaciones de las cuentas públicas. “Es demasiado pronto para que los gobiernos retiren el apoyo excepcional”, prestado, dice, animando a los países a mantener en marcha las políticas de expansión fiscal para ayudar a superar la crisis y a consolidar la recuperación.

Sin embargo, el organismo que dirige Kristalina Georgieva insta a los estados a comenzar a diseñar planes de consolidación fiscal a medio plazo que permitan acometer reducciones de deuda y déficit en los próximos años para compensar el sobreesfuerzo actual.

La posición de España
España será de uno de los países que mayor esfuerzo tenga que realizar en este campo. Después de todo, el FMI ha señalado al país como la economía desarrollada más golpeada por la crisis, con una caída del PIB para este año del 12,8% y un impacto no menor en sus cuentas públicas.

Como resultado, el nivel de deuda pública sobre el PIB de España se situará a cierre de 2020 como el séptimo más alto dentro de las economías desarrolladas, y el decimosexto en el ranking mundial.

Quedan por encima Japón (266%); Grecia (205%); Italia (161%); Portugal (137%); Singapur (131%) o Estados Unidos (131%).

Del lado del déficit, España salta al quinto puesto del podio mundial de mayores agujeros fiscales por detrás de Canadá (19,9%); Estados Unidos (18,7%); Reino Unido (16,5%) y Japón (14,15%), y en el puesto decimoséptimo a escala global.

El Fondo se muestra comprensivo con semejantes desviaciones de las cuentas públicas. “Es demasiado pronto para que los gobiernos retiren el apoyo excepcional” desplegado para salir de la crisis y consolidar la recuperación, asume. Sin embargo, el organismo que dirige Kristalina Georgieva insta a los estados a comenzar a diseñar planes de consolidación fiscal a medio plazo que permitan acometer reducciones de deuda y déficit en los próximos años para corregir la situación. Mientras tanto, el fondo aboga por pagar la factura del Covid elevando impuestos a rentas altas y empresas con altos beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *