En el segundo trimestre del año España perdió más de un millón de empleos

En el segundo trimestre del año España perdió más de un millón de empleos

El empleo en el segundo trimestre del año tuvo un desplome histórico por la pandemia y el cierre de la economía durante parte de ese periodo. Según los datos de la EPA difundidos hoy por el INE, nuestro país perdió en tres meses más de un millón de empleos (1.074.100 afiliados menos), hasta los 18,6 millones. Comparándolo con las cifras del año pasado, hay casi 1,2 millones menos de empleos. Hay que recordar que en esta caída no están incluidos los millones de trabajadores que están o han estado incluidos en un ERTE. Aun así, es el peor dato de la historia y la primera vez desde 2012 que en el segundo trimestre del año la ocupación cae.

Por su parte, el paro creció en 55.000 personas, hasta los 3.368.000 desempleados, situándose la tasa de paro en el 15,33%. Es también la primera subida de esta estadística en el segundo treimestre desde 2012. Con respecto al año pasado, hay más de 137.000 parados más.

Según explica el INE, la diferencia sideral entre la caída de la ocupación y la subida del paro se debe a que gran parte de los que han perdido su empleo no han ingresado en las listas del paro, sino que se han considerado inactivos al no poder buscar empleo. Este aumento de la inactividad se debe al confinamiento y al cierre de empresas, lo que ha provocado que más de 1,6 millones de personas no hayan podido buscar empleo. Así, el número de inactivos creció en 1.062.800 personas, hasta los 17.588.700, la cifra más elevada de la serie histórica.

De este modo, la crisis sanitaria se ha llevado por delante uno de los trimestres que tradicionalmente generaba empleo. La cercanía del verano y la celebración de la Semana Santa en muchas ocasiones durante el mes de abril permitían estas subidas. De hecho, de toda la serie histórica, solo en 2012 y 2009, los dos peores años de la anterior crisis, el empleo cayó en este periodo.

Por sectores, la ocupación cayó en todos, destacando el sector servicios, donde se perdieron 816.900 empleos. En esta categoría están incluidos los trabajadores del turismo, comercio y la hostelería, los sectores más dañados en esta crisis. Además, la industria perdió a 127.000 trabajadores, la construcción a 108.700 y la agricultura a 21.400.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *