La reapertura del turismo internacional, lejos de la normalidad

La reapertura del turismo internacional, lejos de la normalidad

Viajes de trabajo, muchos reencuentros familiares y ciudadanos europeos con propiedades en España fueron ayer los principales protagonistas tras la apertura de las fronteras españolas a los visitantes de los países de la zona Schengen. Turistas, lo que se dice turistas de chancla y bañador, se prodigaron poco ayer por los aeropuertos españoles que, por primera vez en 98 días, operaban sin restricciones de vuelos internacionales.

Lo notaron especialmente los taxistas. “No hemos cargado aún, vienen pocos vuelos y utilizan otros medios o vienen muchos familiares a recogerlos. Hoy está la cosa un poco floja, esperemos que la semana que viene vengan más vuelos y más gente, sino tenemos la ruina encima”, se lamentaba ayer Miguel, un profesional del sector, tras horas de espera, en declaraciones a la Agencia Efe.

El Govern prevé una caída de turismo internacional en Catalunya de entre el 41% y el 53%

Tampoco se produjeron las aglomeraciones esperadas en La Junquera. La circulación en el paso del Pertús y en la autopista AP-7 fue fluida en ambas direcciones. La mayoría de franceses que cruzaron la frontera para ir a la Jonquera lo hicieron para comprar alcohol, tabaco y alimentos, ya que son productos mucho más económicos que en el otro lado de la frontera, pero en ningún momento se formaron las grandes colas esperadas.

Bruno Comas, presidente de los comerciantes de El Portús-La Jonquera, reconocía en declaraciones a la ACN que no había “nadie” y lo atribuía a la confusión que supuso el aviso del Gobierno de abrir el 21 de junio a las doce de la noche. “Quizás muchos de ellos piensan que es hoy (el domingo) por la noche cuando se abre”.

Compradores franceses en el centro comercial Gran Jonquera (Pere Duran / NORD MEDIA)
Lo cierto es que no fue hasta el pasado domingo cuando el presidente de Gobierno anunció el adelanto de la apertura de fronteras al 21 de junio y fue el pasado jueves cuando se lanzó la campaña de marketing oficial “Spain for Sure” para atraer a los turistas internacionales. Unos plazos demasiado justos para incentivar viajes vacacionales que, ya en condiciones normales, los europeos planifican con mucha antelación. Se espera que la afluencia mejore a partir del 1 de julio cuando las fronteras se abran al resto de países, aunque en ningún caso las previsiones son optimistas.

La consellera de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón, reconocía ayer en una entrevista en RAC1 que “estaría contenta si vinieran 10 millones de turistas extranjeros, la mitad de lo habitual”. El Govern prevé un descenso del turismo internacional en Catalunya de entre el 41 y el 53%. Pese a la campaña de captación de turismo nacional puesta en marcha, Chacón reconoció que el turismo de interior sólo representa el 8% del total de ingresos de la actividad turística en Catalunya mientras que el turismo extranjero significa el 84% de ingresos, y aportan un total de 21.000 millones de euros anuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *