Nelson Graells: “Los planes en 3 y 6 cuotas son el 80% de nuestras ventas

Nelson Graells: “Los planes en 3 y 6 cuotas son el 80% de nuestras ventas

“El titular de la cadena Sport 78 analizó el impacto de la pandemia

—Salvador Di Stéfano: ¿Cómo fue tu experiencia en pandemia teniendo tantos negocios? Tuviste que manejar la apertura, venta, contener a tus clientes y empleados.

— Nelson Graells: Nadie sabía ni sabe mucho cómo va a continuar esto. Apenas ocurrió tuvimos preocupación por el hecho de cerrar nuestros cuarenta locales, y nos enfocamos en la parte e-commerce de Digital Sport porque nos pareció que era una de las alternativas con tanta gente en sus casas. A través de esa plataforma podemos realizar envíos a Rosario, Santa Fe y todo el país. Los empleados trabajaron desde sus hogares en forma remota, y también una cantidad importante de gente se quedó sin poder realizar tareas. Rosario nos permitió en cincuenta días regresar a nuestros locales y con los contadores intentamos siempre sanear cada día o semana. Nos tocó el día del padre que nos ayudó en las tiendas de las calles y las de los shoppings, que abrieron dos días antes, además también de ventas online. En este contexto también es difícil encontrar los productos, nadie sacó más gente a la calle de nuestros proveedores. Los encargos solíamos hacerlos con nueve meses o un año de anterioridad, y ahora es todo por zoom. Es un cambio muy grande y no sabemos hasta donde nos va a llevar.

—SD: ¿Hubo un cambio de conducta en los consumidores respecto a la compra de ropa deportiva?

—NG: Sí, se compró más. Crecimos en venta de determinado calzado o ropa para hacer actividades físicas en la casa; calzas, mancuernas, etc. Lo que no se vendió absolutamente nada son las disciplinas deportivas que no funcionan como el fútbol o básquet, por ejemplo. La gente que solía hacer ejercicio o ir al gimnasio intentó comprar elementos que le permitan continuar con esas actividades en su casa. En el momento que se permitió salir a correr o caminar, se incentivó la venta de ese tipo de productos.

—SD: ¿Cómo fue la relación de los comerciantes con el municipio de Rosario?

— NG: Desde los quince días de marzo que estuvimos cerrados empezamos a hacer zooms con el intendente y el secretario de Producción, a los cuales asistíamos con la Asociación Amigos Peatonal Córdoba, además de otros locales comerciales y la empresaria. Mantuvimos contacto casi todas las semanas donde contábamos nuestras experiencias, realizamos protocolos con médicos e ingenieros para presentarles, y ellos también hicieron el suyo propio. Era preparar el terreno un tiempo antes para que lo puedan estudiar. Quisieron que probemos con el modelo de ir a los locales y tratar de acordar con whatsapp o llevarlo por delivery, y creo que ese era un buen comienzo para ajustar protocolos. Te puedo asegurar que en los comercios los consumidores también se fueron adaptando pero el cambio es muy grande. El vendedor de toda la vida quiere que te pruebes cinco o seis cosas y el consumidor quiere entrar, tocar, mirar, y esto es todo a distancia. En las reuniones que tuvimos con el municipio ellos veían que los contactos no vinieron desde los comercios, por eso siempre pedimos continuar y que se respeten todos los protocolos porque es nuestra responsabilidad. Tuvimos la oportunidad de compartir nuestras experiencias con otras ciudades que no habían podido abrir. Ahora no sabemos qué pasará con estos contagios.

—SD: Me imagino que debes tener productos importados y nacionales, y varios sectores nos dicen en este mismo zoom que hay faltante, ¿cuál de los dos escasea más en tu caso?

— NG: Es un combo pero hoy rápidamente te digo que los importados. Hay dos temas: en noviembre, diciembre los directores de los principales proveedores nuestros, como la venta venía en baja, y nosotros compramos nueve meses o un año antes, si en enero habíamos comprado de una marca diez mil pares, nos habían bajado a siete mil quinientos aproximadamente. Cuando llega marzo, aparecen los contagios y nuestros proveedores internacionales, que tenían la experiencia de China, nos redujeron otro tanto más. Es decir que los pedidos importados que tenemos hechos para esta fecha a marzo del año que viene, disminuyeron por los dos casos que mencioné. A eso se agrega ahora que nos están cortando proveedores porque no les autorizan el ingreso. Y sumo otra: quedaron pocas industrias nacionales en deporte, y las que se encuentran en Buenos Aires o Capital, con el problema del Covid-19 están trabajando al 50 por ciento. Si nos remontamos a que China cerró tres meses, tenemos un motivo más.

—SD: Y ese combo problemático, ¿no podría traer suba de precios? Porque nos vamos a enfrentar a un escenario de escasez de oferta en productos y con una demanda baja pero más alta a la oferta.

— NG: Es tal cual lo que pasa. Están subiendo los precios y todos nuestros proveedores sienten ese combo, algo que no nos agrada a nosotros por nuestros clientes, pero es lo que ocurre en estos meses.

—SD: ¿Tenés oferta de tarjeta con cuotas para los negocios?, ¿El Estado acompaña con ofertas crediticias?

— NG: Los intereses en 3 o 6 cuotas están accesibles y nuestra venta allí representa el 80%, más en 6 que en 3. El Ahora 12 también es totalmente necesario en este contexto. Creo que allí el Estado tiene que continuar con ese esfuerzo para que los intereses no sean tan fuertes.

—SD: Cuarenta locales, compras en el exterior y en Argentina, relaciones con otros empresarios, con el intendente. Sos un hombre público, ¿cómo te relajas después de todo esto?

— NG: Es un año atípico. Yo tengo dos hobbies: fútbol y turf, las dos cosas están suspendidas y se me complicó mucho. También soy muy familiero y me gusta reunirme con amigos, así que hoy tampoco se está pudiendo dar. Estoy solventando mis ratos en familia, aunque en este contexto, con todos los directores en la casa, a veces seguimos conectados el fin de semana. Y por supuesto, siempre tengo alguna película o serie para ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *