Volatilidad en los mercados globales, otro de los efectos del covid-19

Volatilidad en los mercados globales, otro de los efectos del covid-19

Por su comportamiento, el índice Dow Jones ha registrado los peores meses desde la crisis financiera de 2008 con una caída de un 11.8% en abril y 5.7% en mayo, respectivamente

La inestabilidad en lo mercados internacionales es otro de los efectos de la pandemia del covid-19. Antes lo fue, y lo sigue siendo, la guerra de comercial entre Estados Unido y China, que ahora se centra, básicamente, en quién tendrá primero la vacuna para atacar el virus que ha matado a más de 617,000 seres humanos desde que se desató el primer foco a finales de 2019. Se han confirmado poco más de 15 millones de contagios.

Para Lisbeth de los Santos, analista de la firma Analytica, las bolsas de valores en todo el mundo se caracterizan por una alta volatilidad cuando aumenta la incertidumbre en torno a la evolución de la economía mundial. “Con la pandemia de covid-19 los principales índices bursátiles han registrado varios días a la baja, exhibiendo caídas importantes”, afirma.

Destaca que, por su comportamiento, el índice Dow Jones ha registrado los peores meses desde la crisis financiera de 2008 con una caída de un 11.8% en abril y 5.7% en mayo, respectivamente. A su entender, las bajas perspectivas de crecimiento de la economía norteamericana y el aumento de la tasa de desempleo mantuvieron deprimidos los precios.

En un análisis que cuelga en la página de Analytica, De los Santos señala que el índice neoyorkino Nasdaq, compuesto por las empresas tecnológicas más importantes del mundo, ha podido sobresalir al lograr mantener un crecimiento positivo, observándose una variación interanual de 16.7% en mayo y 25.7% en junio.

En lo que respecta a China, explica que en el caso de Shanghái Stock Exchange se observa la misma volatilidad que en el resto de los índices, pues desde marzo se ha mantenido a la baja debido a la situación económica en esa nación asiática, impulsada por el nuevo brote de covid-19 y el aumento de las tensiones comerciales con Estados Unidos.

Destaca que los mercados de México y Sao Paulo, específicamente los índices IPC México y Bovespa, disminuyeron fruto del aumento de los nuevos contagios de covid-19 en esos países. Sin embargo, apunta, la bolsa mexicana de valores creó un nuevo índice sustentable el “S&P/BMV Total México ESG Index” para tratar de impulsar la economía tras la crisis que vive el país.

“Con la mejora de las variables macroeconómicas en gran parte de las economías del mundo, los índices muestran un mejor desempeño. Sin embargo, las próximas medidas que se tomen para contrarrestar la crisis económica actual dictara el futuro de los principales mercados bursátiles del mundo”.

Cuando se refiere a la evolución de los commodities en lo que va de año, señala que el mercado mundial ha estado condicionado por la pandemia de covid-19 desde su aparición en China. Desde entonces, indica, los precios de las principales materias primas se han mantenido fluctuando en niveles relativamente bajos y exhibiendo una caída sustancial en la demanda mundial. “El índice de precios de todos los commodities con y sin combustibles se contrajeron un 10.3% y 1.8% en abril respectivamente”, señala en su análisis.

Al analizar el comportamiento de la categoría energía, detalla que el 20 de abril el barril de petróleo cotizó en US$-13.10 el barril cayendo a mínimos históricos luego de una guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia, reforzando la disminución que venían exhibiendo por la caída de la demanda ante la crisis actual. Por el contrario, explica, visualizando los metales raros, el oro aumentaba su atractivo como valor de refugio llegando a superar los US$1,700.00 la onza troy a mediados de abril.

Respecto a los granos y cereales, De la Cruz refiere que también se vieron influenciados por el cierre de las operaciones en China, luego de las medidas de confinamiento aplicadas por el gobierno para contener el virus.

La analista prevé que, con el levantamiento del confinamiento en gran parte de los países afectados por la pandemia, la demanda mundial habrá de recuperarse traduciéndose en un alza en los precios en el corto plazo. En ese orden, señala que el índice de commodities sin combustibles aumentó un 2.2% en mayo, mientras todas las materias primas aumentaron un 8.5%, gracias a la recuperación de los precios del petróleo.

Estima que para las próximas semanas se espera que las condiciones económicas continúen mejorando, aun así, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que una recuperación total de la economía mundial no se observaría hasta 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *