Los cambios que el Boeing 737 MAX necesitará para volver a volar

Los cambios que el Boeing 737 MAX necesitará para volver a volar

SANTO DOMINGO, RD.- El Boeing 737 MAX lleva ya más de año y medio en tierra tras los dos accidentes fatales que causaron la muerte de 346 personas. Las diferentes autoridades de aviación a lo largo y ancho del mundo prohibieron a las aerolíneas que volviesen a volar con dicho modelo hasta que todo se resuelva. Ahora, las autoridades estadounidenses han detallado lo qué se ha hecho y qué le queda por hacer para que su avión vuelva a estar certificado.

El último año ha sido de lo más rocambolesco para Boeing, pero parece que poco a poco todo está volviendo a la normalidad.

El Boeing 737 MAX de hecho hizo su primer vuelo de prueba hace unas semanas tras la pérdida de la certificación. Y ahora está a punto de recuperarla si cumple con todos los requisitos de la Administración Federal de Aviación (FAA).

En un extenso documento de 95 páginas las autoridades han recopilado en un resumen preliminar todo el proceso de estos últimos 18 meses así como las medidas que aún tendrá que tomar Boeing para que se le permita volar de nuevo.

Según indica la FAA, han realizado un extenso análisis en el que han formado parte más de 40 ingenieros, personal técnico, pilotos e inspectores. También afirman haber analizado más de 4.000 horas de pruebas de vuelo y dicen haber completado 50 horas de pruebas propias. Esto incluye también las pruebas de vuelo reales realizadas hace unas semanas en Seattle.

Se recuerda, que los principales errores encontrados tras los accidentes y las inspecciones realizadas tienen que ver con el software MCAS. MCAS fue diseñado para compensar que el 737 MAX tenga motores más grandes que las generaciones anteriores del avión.

El motor más grande provocaba que la nariz del avión se inclinase demasiado hacia arriba, es ahí donde el MCAS redireccionaba de nuevo la nariz hacia abajo. Sin embargo se cree que el sensor encargado de detectar esta inclinación falló en el caso de los dos accidentes.

Como consecuencia, uno de los principales cambios que ha requerido la FAA es que se instale un nuevo software a bordo (completo y no sólo para MCAS) y que los pilotos sean entrenados con él. También se le ha pedido a Boeing que cambie el cableado de los estabilizadores horizontales del avión.

Tras estos cambios y con las pruebas de vuelo realizadas en las últimas semanas, las autoridades indican que se ha mitigado los problemas de seguridad del avión que estuvieron relacionados con los dos accidentes fatales. Ahora bien, tendrán que pasar 45 días desde este anuncio hasta que se de una orden oficial a Boeing para verificar todos los cambios y así certificar de nuevo el avión. Y falta ver si autoridades de otros países o regiones como la European Union Aviation Safety Agency (EASA) aceptan estos cambios o piden hacer sus propias verificaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *