La Comisión Europea inicia una investigación contra Google por la compra de Fitbit y su uso de los datos de salud –

Visitas : 5.568

La Comisión Europea inicia una investigación contra Google por la compra de Fitbit y su uso de los datos de salud

La Comisión Europea ha anunciado que inicia una investigación completa contra Google por la compra de Fitbit. Los reguladores están preocupados porque este acuerdo pueda favorecer la posición de Google como anunciante a través del uso de los datos de salud utilizados en los dispositivos Fitbit.

En palabras de la Comisaria de Competencia, Margrethe Vestager: “Estos datos proporcionan información clave sobre la vida y la situación de salud de los usuarios de estos dispositivos. Nuestra investigación tiene como objetivo garantizar que el control de Google sobre los datos recopilados a través de dispositivos portátiles, como resultado de la transacción, no distorsione la competencia”.

Google vuelve a estar en el ojo de la Comisión EuropeaLa compra de Fitbit por parte de Google despertó preocupación desde un inicio. Según describió Reuters el año pasado, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos se informó sobre el acuerdo para prevenir posibles situaciones antimonopolio. En su momento, la propia Vestager también manifestó su preocupación con la compra esgrimiendo el argumento de los datos adquiridos por Google y la vulnerabilidad de los usuarios.

Desde la Comisión Europea se inició un informe sobre Google y Fitbit que ahora concluye en la apertura formal de una investigación completa sobre la búsqueda online y el uso de los datos de Fitbit, que en visión de la Comisión podrían suponer una ventaja competitiva y limitar las capacidades de sus rivales.

La Comisión analizará adicionalmente los efectos de la fusión de la base de datos de Fitbit con la de Google en el sector de la salud y si Google tendría la capacidad de degradar la interoperabilidad de Fitbit con otros sistemas, como iOS.

El pasado 15 de junio de 2020 la Comisión notificó a Google su intención de iniciar la investigación. El pasado 13 de julio Google presentó su posición inicial, insuficiente para la Comisión. Ahora se anuncia la investigación completa que tendrá 90 días para proceder, hasta el 9 de diciembre de 2020, cuando se deberá tomar una decisión.

Desde Google explican en un comunicado que continuarán trabajando con los organismos reguladores. “Actualmente no fabricamos ni vendemos dispositivos portátiles como los de Apple, Samsung, Garmin, Fossil, Huawei o Xiaomi. Creemos que la combinación de los esfuerzos de hardware de Google y Fitbit aumentará la competencia en el sector, haciendo que la próxima generación de dispositivos sea mejor y más asequible. El acuerdo es sobre dispositivos, no sobre datos”.

La compañía explica que “como hacemos con todos nuestros productos, les daremos a los usuarios de Fitbit la opción de revisar, mover o eliminar sus datos. Y continuaremos admitiendo una amplia conectividad e interoperabilidad entre nuestros productos y los de otras compañías”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *