Madonna, las cicatrices de una batalla imposible contra la edad –


Visitas:
5.592

Madonna, las cicatrices de una batalla imposible contra la edad

La incombustible Madonna ha sorprendido a todos este domingo, al publicar una impactante foto de sus piernas con la que demuestra que no tiene ningún pudor en reconocer que está librando una cruenta batalla contra el envejecimiento. En ella se puede ver un montón de marcas de piel enrojecida causadas por el «cupping» (ventosaterapia), la técnica anticelulits que puso de moda Gwyneth Paltrow, consistente en un masaje con ventosas a las que se les extrae el aire para hacer succión sobre la piel tras calentarlas previamente.

Pero en la imagen también se ve perfectamente la enorme cicatriz que dejó la operación de cadera a la que se sometió la pasada primavera, tras verse obligada a cancelar su gira «Madame X» por los fuertes dolores que sufría al bailar. Los médicos se lo dejaron muy claro: el desgaste de sus huesos no dejaba otra opción que la intervención quirúrgica, si es que la artista quería seguir brincando sobre los escenarios algunos años más. «Madame X es una superviviente», dijo al postear la primera imagen de la herida hace cosa de un mes, acompañándola de las palabras «Beautiful scars» (Bonitas cicatrices) en referencia a una de las pocas canciones de su disco «Rebel Heart» (2014) que pegaron fuerte en las listas. «Creo que podré volver a estar dando saltos arriba y abajo después de ocho meses de dolor. ¡Deseadme suerte! », Se despedía la Reina del Pop.

Efecto «antiedad»: beber su propia orina

En cierta manera, Madonna ha bajado la cabeza ante esa ley tácita (y machista) del pop que dice que un hombre puede envejecer sobre las tablas como le venga en gana, pero una mujer no. Una estrella masculina del pop puede convertirse en un crooner maduro y sosegado, pero una estrella femenina… eso es otra historia. Una diva del pop que deja de tener una apariencia y una estética juvenil, lo tiene bastante más difícil para sobrevivir en la industria. Y aunque Madonna sea la maestra de la reinvención, semejante desafío queda fuera del alcance de sus capacidades camaleónicas. Por eso lo ha intentado todo para evitar que los efectos de la edad se noten demasiado, hasta el punto de someterse a tratamientos extremos como el de coger el hábito de beber su propia orina tras sumergirse en una bañera llena de cubitos de hielo.

Cicatrices de las «reparaciones»

El último truco «rejuvenecedor» de la Ciccone se ha hecho un tatuaje por primera vez en su vida, a sus 62 años. Fue hace un par de días en un local especializado de Hollywood, y se lo hizo inyectándose en la piel de su muñeca izquierda las iniciales de sus hijos, Lourdes, Rocco, David, Mercy y las gemelas Estere y Stella. En lo musical también busca desesperadamente la fuente de la vida eterna, y por un momento pareció haberla encontrado en el reguetón. Después de publicar un enrabietado mensaje en Instagram en el que acusaba a su equipo de no hacer su trabajo y de despreocuparse de su negocio, diseñó una estrategia para apuntar con todas sus armas hacia el sonido de moda, buscándose al partenaire ideal para cumplir su objetivo , Maluma.

El dueto «Medellín» fue recibido con diferencia de opiniones, ya que muchos fans acusaron a la cantante de estar forzando las cosas para detener el inexorable descenso de su fama. Y aunque en los primeros días la canción recogió varios millones de reproducciones en YouTube, después se fue deshinchando progresivamente hasta confirmarse que no ha sido el megahit global esperado. En un año no ha llegado a los cincuenta millones de clicks, y el «bluf» parece incluso haber afectado al hasta entonces meteórico ascenso de la carrera de Maluma, que ahora está a verlas venir ante el nuevo imperio de Bad Bunny y otros reguetoneros puertorriqueños .

En cualquier caso, Madonna va de cara en sus jugadas rejuvenecedoras, ya sean quirúrgicas o musicales. Enseñar las cicatrices de las «reparaciones» de su cadera a todo el mundo lo demuestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *