Rebelión de agentes tras dos años “atrapados” en un ERTE

Rebelión de agentes tras dos años “atrapados” en un ERTE

El tiempo pasa y miles de profesionales del sector de agencias ven como una quimera salir del interminable expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en el que entraron a raíz del estallido de la pandemia, entre marzo y abril de 2020 (Las agencias bajan de los 10.000 empleados en ERTE).

Tras más de dos años incluidos en este mecanismo de protección, son cada vez más los trabajadores que muestran su hartazgo, tanto por la falta de actividad como por la reducción drástica de la remuneración que perciben.

Como ha podido comprobar Preferente muchos de ellos piden abiertamente que las empresas les “liberen” de los mismos mediante la extinción de sus contratos. Con ello conseguirían, además de la indemnización pertinente, un máximo de dos años de margen (cobrando la prestación por desempleo) para así poder iniciar una nueva etapa sin las urgencias que acarrearía su marcha motu proprio.

Preguntado acerca de esta cuestión, el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido, explica a Preferente que “un empleado se puede ir siempre que quiera”. “Las empresas no quieren despedirles, pero en estos momentos no pueden afrontar el coste hasta que no vuelva la facturación de antaño”, argumenta.

El líder de la principal patronal defiende que con el Mecanismo Red, aprobado por el Gobierno gracias a la incansable labor de las asociaciones de agencias, “los trabajadores no gastan el paro”, además de “percibir un 70% de la parte suspendida” (Mecanismo Red: las agencias se vuelcan con la iniciativa).

Garrido se muestra optimista y cree que en los próximos meses, a medida que la actividad siga en ascenso, las empresas podrían ir rescatando a los trabajadores, poniendo así fin a una situación que empezó en la primavera de 2020. “De hecho, en este mes de marzo ha habido una incorporación relevante”, subraya.

Casi cinco veces más trabajadores en ERTE que el siguiente sector

Según los últimos datos hechos públicos por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, las agencias de viajes han logrado bajar por primera vez desde el estallido de la pandemia de los 10.000 empleados en ERTE.

En concreto, entre los ERTE Covid y el resto de modalidades había un total de 9.175 trabajadores afectados a 31 de marzo. De éstos, 2.901 estaban con una suspensión total de empleo, mientras que los 6.274 restantes tenían un ERTE parcial.

Pese a esta mejoría, el sector de agencias es, con gran diferencia, el que tiene mayor porcentaje de trabajadores con los contratos suspendidos temporalmente. La proporción es del 23%, casi cinco veces más que el siguiente sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *