Netflix es la tecnológica más rentable por empleado –

Visitas : 126

La pandemia del COVID-19 ha obligado a todas las empresas a adoptar de forma masiva el teletrabajo, un escenario que ha puesto a prueba la productividad de sus empleados. Netflix y Apple son las empresas con mayor productividad de entre las grandes tecnológicas, pero Amazon fue la que más mejoró sus datos durante la pandemia, entre el primer y el segundo trimestre.

La pandemia de coronavirus ha supuesto un desafío de proporciones hasta ahora desconocidas para la mayoría de las empresas, particularmente en cuanto a la adopción masiva del teletrabajo, y las grandes tecnológicas no han sido una excepción. Han tenido que desarrollar planes de emergencia, sistemas de trabajo flexibles y descentralizados, y a su vez seguir atendiendo a sus clientes. Todo esto evitando en la medida de lo posible perder ingresos o productividad, aún teniendo a sus trabajadores en sus casas.

Los datos del segundo trimestre de 2020 permiten hacer una radiografía de cómo la pandemia ha afectado a los ingresos de las grandes tecnológicas: tanto Amazon como Apple, Microsoft, Netflix y Facebook mejoraron sus ventas respecto al trimestre anterior e incluso frente al mismo periodo del año 2019; Alphabet (Google) y Twitter empeoraron. Pero algunas consiguieron hacer funcionar la maquinaria para que sus trabajadores fueran más productivos durante la pandemia.

En el podio de la productividad tecnológica, Netflix ocupa el primer lugar. La plataforma de cine y series dirigida por Reed Hastings ha sido una de las grandes ganadoras de una pandemia que ha obligado a buena parte de la población mundial a quedarse en casa y las previsiones de los analistas apuntan a que crecerá a doble dígito en usuarios y márgenes en los próximos meses.

Este incremento de ingresos provoca que ocupe el primer lugar en productividad por empleado: si en el primer trimestre del año facturó 5.767 millones de dólares (4.878 millones de euros al cambio actual) con una plantilla de 8.600 empleados, su productividad fue de 670.600 dólares por trabajador, el mejor dato de las grandes tecnológicas antes del coronavirus. En el segundo trimestre, con unos ingresos de 6.148 millones de dólares, la cifra creció hasta los 714.000 dólares por empleado, aunque el dato tiene la salvedad de que la compañía de no actualizó sus datos de plantilla, por lo que podría ser menor.

Apple se lleva la medalla de plata de la productividad. En el primer trimestre —el tercero del ejercicio fiscal para la compañía de la manzana—, ingresó 58.313 millones de dólares con una plantilla de 137.000 trabajadores, lo que supone que cada trabajador genera 425.600 dólares al trimestre para la compañía dirigida por Tim Cook. Entre abril y junio mejoró sus ingresos hasta los 59.685 millones, por lo que su productividad habría crecido hasta los 435.600 euros por empleado, aunque como Netflix tampoco actualiza su número de trabajadores, de manera que el dato puede tener variaciones.

Por datos brutos de productividad, la clasificación seguiría con Facebook, que ingresó 355.700 dólares por trabajador entre abril y junio; Alphabet (Google) con 300.370 dólares ingresados por empleado; Microsoft (233.331); Twitter (131.423) y Amazon (101.405). No obstante, la última posición de la empresa de Jeff Bezos en productividad a nivel general oculta una sorpresa.

Amazon, la que más mejoró en productividad durante la pandemia

Amazon, por el gran volumen de empleados con el que cuenta (876.800 personas, según el dato del segundo trimestre de 2020) es la que ofrece una menor productividad por empleado de las seis grandes tecnológicas analizadas, aún siendo la que más ingresa, ya que obtuvo 88.912 millones de dólares entre abril y junio. En total, el gigante de comercio electrónico genera 101.405 dólares por empleado.

No obstante, la comparación con sus resultados del trimestre anterior, cuando facturó 75.452 millones de dólares con 840.400 trabajadores, refleja que su productividad de un trimestre a otro mejoró un 12%, el mejor dato de todas las compañías analizadas. Teniendo en cuenta el mismo trimestre del año 2019 —cuando ingresó 63.404 millones de dólares con 653.300 empleados—, su productividad mejoró un 4,4%.

La empresa dirigida por Jeff Bezos ha tomado varias medidas para apoyar sus trabajadores, desde un bono de agradecimiento para trabajadores de primera línea dotado con 500 millones hasta la actualización de 150 procesos internos para facilitar la distancia social, las bajas pagadas a los empleados diagnosticados con COVID-19, los beneficios en servicios de salud o el fondo de 25 millones de dólares para asistir a los socios de la compañía, como repartidores, para afrontar la cuarentena.

Leer más: La ‘idea más brillante’ que jamás ha escuchado Jeff Bezos hizo que Amazon duplicara su productividad en su primer mes de vida

Tras Amazon, las empresas que más mejoraron fueron Netflix (un 6,6% más, teniendo en cuenta que su dato de empleados no está actualizado), Microsoft (un 4,2% más entre marzo y junio) y Apple (un 2,3% más, con la misma salvedad que Netflix sobre los datos de empleados).
En el apartado contrario, Twitter fue la tecnológica que más retrocedió en productividad, un 18%, debido entre otras cosas a la importante caída de ingresos del trimestre, en el que facturó 125 millones de dólares menos que el periodo anterior, y a que sus empleados siguieron creciendo aunque fuera de forma moderada, de 5.100 a 5.200. Le siguieron Alphabet (Google), con un descenso del 11% en productividad, y Facebook, con una caída del 4%.

La productividad de las empresas españolas se resiente durante la pandemia
Entre las grandes empresas españolas del IBEX 35, el impacto de la pandemia en general fue acusado en las cifras de ventas, ya que la merma de beneficio acumulado para los miembros del selectivo español asciende a los 15.000 millones durante la primera mitad del año y la caída en ingresos en general es del 22%, según un cálculo de Cinco Días.

El impacto en la productividad, por lo tanto, es negativo. Por ejemplo, Naturgy vio caer el rendimiento que recibe por el trabajo de cada uno de sus empleados casi un 40% entre el primer y el segundo trimestre de este año (de 573.000 a 350.000 euros por trabajador) después de haber ganado un 30% en el segundo trimestre. Para su rival Iberdrola, el retroceso en productividad fue del 25% (de 268.000 a 205.000 euros por empleado), lo que le ha llevado a reducir sus expectativas de crecimiento.

No obstante, incluso la empresa española que por volumen y negocio más podría intentar asemejarse a las grandes tecnológicas, Telefónica, también vio caer su negocio entre abril y junio por el impacto del COVID-19, y por lo tanto, su productividad. La caída fue mucho menor, del 8%, por lo que pasó de obtener un rendimiento de 99.600 euros por empleado en marzo a 91.000 euros en junio. La empresa dirigida por José María Álvarez-Pallete anunció recientemente que retrasará el retorno a la oficina de todos sus trabajadores por los rebrotes.

Más afectado aún si cabe estuvo Inditex. La compañía de referencia del textil español ha soportado meses de cierres de tiendas, por lo que su resultado entre febrero y abril —el último dato disponible a la fecha del cierre de este artículo— fue de unas ventas de prácticamente la mitad que el mismo periodo del año anterior (3.303 millones de euros en ingresos frente a 5.927 millones entre febrero y abril de 2019), y la productividad también se desplomó un 45%, más aún en una empresa que emplea a más de 176.000 personas entre todas sus tiendas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *