Realme GT 2, análisis: ¿Y si el mejor teléfono de Realme no es el más caro?

Realme GT 2, análisis: ¿Y si el mejor teléfono de Realme no es el más caro?

Si hay una marca que está teniendo un ascenso meteórico durante estos últimos años es Realme. La compañía china ha decidido coger el concepto de flagship killer y llevarlo por bandera. Y no le está yendo nada mal. Sus móviles son de esos que ofrecen un buen rendimiento sin dejarnos la cartera tiritando, y eso, sobre el papel, parece una fórmula imbatible.

Si hace unas semanas hablábamos del GT 2 Pro, el último teléfono estrella de Realme, hoy le llega el turno a su hermano pequeño, el Realme GT 2, un smartphone con tres grandes argumentos a su favor: una gran pantalla, una estupenda batería —con su correspondiente carga rápida— y un precio comedido. Así que, viendo esos ingredientes, solo cabe preguntarnos: ¿no será éste el mejor teléfono de Realme de este año?

El diseño del GT 2 es casi idéntico al de su hermano mayor, con una parte de atrás rugosa hecha de biopolímeros provenientes de materiales renovables que pretende asemejarse al papel. La realidad es que tiene un tacto agradable, un peso razonable por debajo de los 200g (aunque algo superior al del GT2 Pro) y una gran pantalla de 6,6 pulgadas.

La pantalla es uno de los aspectos en los que Realme ha hecho algún recorte frente al GT 2 Pro, pero no por eso deja de ser genial. Con una resolución FullHD+ y un estupendo panel AMOLED, da gusto ver cosas sobre ella. Se nota que el panel es algo menos luminoso que el del G2 Pro (1300 nits) pero, aun así, podrás ver la pantalla a plena luz del día sin ningún problema. Si además usas el teléfono para jugar o sencillamente eres de esos que le encanta navegar y ver las animaciones en toda su gloria, te alegrará saber que tiene una tasa de refresco de 120 Hz. ¿Lo mejor? Que la frecuencia de actualización de la pantalla es adaptativa, por lo que no tendrás que elegir entre una tasa de refresco u otra y te aguantará algo más la batería.

Imagen: Julio Cerezo © Imagen: Julio Cerezo Imagen: Julio Cerezo

El teléfono tampoco viene con las especificaciones más punteras del mercado—como sí ocurre con el GT 2 Pro—pero se queda bastante cerca. El GT 2 incluye un estupendo procesador Snapdragon 888, 128 GB de almacenamiento y 8 (o 12) GB de RAM. Vale que este Snapdragon ya no ostenta el título de mejor procesador Qualcomm, pero sigue siendo una bestia capaz de exprimir cualquier juego o aplicación exigente. Es más, si me apuras, casi hasta se puede hasta celebrar que no incluya un Snapdragon 8 Gen 1, ya que su consumo de energía es mucho mayor.

No nos podemos olvidar de comentar la autonomía del GT 2 y de su carga rápida. Gracias a su batería de 5000 mAh, casi nunca he tenido que echar mano al cargador en algo más de día y medio. Además, gracias a que cuenta con carga rápida de 65W, tan solo necesitarás 15 minutos de carga para tener la mitad de la batería llena y unos 35 para tenerla entera. Por si fuera poco, no será necesario que compres un cargador, ¡porque viene incluido! Créeme, este tipo de detalles se agradecen visto el racaneo generalizado de las compañías de smartphones.

Imagen: Julio Cerezo © Imagen: Julio Cerezo Imagen: Julio Cerezo

El Realme GT 2 cuenta con tres lentes en la parte trasera, aunque los resultados varían bastante entre unas y otras. A su cámara principal no se le puede poner casi ningún ‘pero’. Se trata de una lente de 50 MP con estabilización óptica sencillamente estupenda. Aunque tengas escenas complejas, con luces altas y sombras, verás que el pixel binning y el procesado del teléfono hacen bien su trabajo. El 99% del tiempo podrás disparar en automático y el HDR cumplirá con su cometido de la mejor manera. Con poca luz los resultados quizás no sean tan sorprendentes, pero aun así siguen siendo bastante buenos para un teléfono en este rango de precios.

Su cámara gran angular, en cambio, es una cámara mucho más normalita. Se trata de una lente de 8 MP sin estabilización óptica, por lo que si tienes buena luz podrás sacar fotografías potables, pero en cuanto ésta te falte las fotografías parecerán directamente acuarelas.

Y por último, tenemos su lente macro de 2 MP, que básicamente te servirá para… nada.

Imagen: Julio Cerezo © Imagen: Julio Cerezo Imagen: Julio Cerezo

En resumen

Será difícil que encuentres más por menos. Por 550 euros te llevarás un teléfono con especificaciones top, una carga rápida de 65W, una cámara principal todoterreno, un sistema operativo muy pulido y una pantalla sencillamente estupenda.

Si tuviéramos que encontrarle una pega, quizás serían sus cámaras secundarias, y tampoco es que sea ningún drama, porque con su cámara principal podrás obtener buenos resultados en casi todos los escenarios. Así que no lo pienses, si entra dentro de lo que pensabas gastarte, pocos teléfonos serán capaces de ofrecerte un pack tan redondo como el Realme GT 2.

A continuación, podrás ver algunas imágenes tomadas con el Realme GT 2:

  • Con la cámara principal se pueden conseguir fotos llenas de detalles y con las luces y sombras bien balanceadas.
  • Si tenemos buena luz, el gran angular nos da para hacer fotos decentes.
  • Podemos disparar con un zoom digital x2 que nos puede salvar en alguna ocasión.
  • De noche, la cámara principal aguanta el tipo.
  • Con poca luz, la cámara gran angular deja mucho que desear.
  • El modo retrato funciona bastante bien, aunque el bokeh que genera no es de mis favoritos.
  • Otra escena compleja manejada bien por la cámara principal. Ni sobresaturación de las zonas de color ni zonas muy quemadas o muy oscuras.
  • Otra vez el gran angular empastando todo.
  • La cámara macro te sirve para sacar fotos como ésta...

Con la cámara principal se pueden conseguir fotos llenas de detalles y con las luces y sombras bien balanceadas.

Con la cámara principal se pueden conseguir fotos llenas de detalles y con las luces y sombras bien balanceadas.

Si tenemos buena luz, el gran angular nos da para hacer fotos decentes.

Podemos disparar con un zoom digital x2 que nos puede salvar en alguna ocasión.

De noche, la cámara principal aguanta el tipo.

Con poca luz, la cámara gran angular deja mucho que desear.

El modo retrato funciona bastante bien, aunque el bokeh que genera no es de mis favoritos.

Otra escena compleja manejada bien por la cámara principal. Ni sobresaturación de las zonas de color ni zonas muy quemadas o muy oscuras.

Otra vez el gran angular empastando todo.

La cámara macro te sirve para sacar fotos como ésta…

La entrada Realme GT 2, análisis: ¿Y si el mejor teléfono de Realme no es el más caro? se publicó primero en VisionRDN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *